Crítica. «Devil Inside» (William Brent Bell, 2012)

Más de lo mismo, esa es posiblemente la frase más concisa y oportuna para describir lo que supone Devil inside, una producción que recurre al popularmente admirado ámbito de los exorcismos apelando más por la comercialidad que por la lógica medianamente aceptable; William Brent Bell ya nos demostró con la horrorosa Stay Alive que posee el indeseado don de lograr un resultado espantoso de una idea prometedora, aunque es de reconocer (y agradecer) la fuerte apuesta que siempre lleva a cabo por la contundencia visual característica de un irreverente en estado de gracia (el tema de los exorcismos podía dar un juego enorme en este aspecto y no lo ha desaprovechado en absoluto, exprimiendo al máximo las situaciones plasmadas). (Leer crítica completa…)

Sobre Daniel Espinosa

Comentar