Crítica. «Ovejas Asesinas (Jonathan King, 2006)

“En una granja neozelandesa, un trágico suceso relacionado con ovejas marcó al joven Henry. Aterrado desde entonces ante la visión de estos animales, abandonó la granja. Años después al regresar a la granja, descubre que su hermano, prepara una raza de ovejas genéticamente alteradas. Henry junto a unos activistas tratara de evitar los maléficos planes de su hermano”.

Desde Nueva Zelanda es de donde nos llega esta surrealista película. El director y guionista Jonathan King trata de crear una historia gamberra y de humor negro, un refrescante delirio argumental que al director y guionista le ha valido comparaciones con “Mal gusto” y  “Braindead”, de Peter Jackson, el problema es que la gracia dura lo que dura y la película no termina de ser lo desternillante que pretende. (Leer crítica completa…)

 

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario