Crítica. Paranormal Activity 4 (Henry Joost y Ariel Schulman, 2012)

La nueva entrega de la que es sin discusión alguna la saga de terror más rentable de la última década (no se trata de una afirmación subjetiva, sino de una objetivamente contrastada con las ganancias generadas por la misma) ha recaudado hasta la fecha siete veces más que su coste de producción (escasos cinco millones de dólares), por lo que aun quedándose lejos de su horrible antecesora (que paradójicamente supuso el mejor estreno de un título de terror de la historia sumando finalmente la desorbitada cifra de 200 millones de dólares en todo el mundo) se convertirá en otro éxito para la dupla de cineastas formada por Ariel Schulman y Henry Joost , quienes vuelven a trabajar juntos tras su primera colaboración dos años atrás con la realización e interpretación del magnífico documental independiente Catfish y más reciente bajo la dirección compartida de la citada Paranormal Activity 3, en ambos casos cosechando excelentes resultados (cuanto menos económicos). (Leer crítica completa…)

Imagen de previsualización de YouTube

Sobre Daniel Espinosa

Comentar