Crítica. «Emergo» (Carles Torrens, 2011)

La ópera prima del (muy) joven director catalán Carles Torrens encuentra el sentido de su título en la frase hecha (en la actualidad poco popular) “lyctor et emergo” (que vendría a significar “luchar y seguir victorioso”), y vaya si el director lo logra con esta su primeriza obra; el duro trabajo de varios meses de rodaje (al que hay que sumar el tiempo dedicado al posterior montaje) se pone de manifiesto en la estética y puesta en escena del filme, por el que ha apostado Rodrigo Cortés elaborando el guión (señalo este dato porque me parece sintomático de la calidad que posee la producción, amén de la irreprochable inteligencia con la que el director convertido en escritor para la ocasión desvela los acontecimientos que en la cinta van sucediéndose) de una manera muy personal e íntima, con matices que solamente él podría abordar. (Leer crítica completa…)

Deja un comentario