Crítica. «Luces Rojas» (Rodrigo Cortés, 2012)

Bajo el enigmático, sugerente y acertado título de Luces rojas nos llega el nuevo trabajo de Rodrigo Cortés, uno de los talentosos directores españoles que en la última década han conseguido resucitar el cine de terror español y situarlo en el marco internacional con meritorio y extenso éxito (deberíamos mencionar junto a éste la figura de Jaume Balagueró como principales representantes de dicho inesperado aunque deseado resurgir, quien con producciones notoriamente más nacionales ha logrado la misma hazaña); si en su primera (reconocida popularmente) incursión en el séptimo arte de género, Buried (Enterrado), se valió únicamente de un actor (Ryan Reynolds, quien sufrió lo indecible durante el rodaje merced a las insanas condiciones en las que el metraje se rodó, totalmente planeadas y necesarias para alcanzar su propósito), en esta ocasión el elenco es considerablemente más amplio pero de equiparable trascendencia actoral. (Leer crítica completa…)

Deja un comentario