Crítica. «Rubber» (Quentin Duplieux, 2010)

Rubber

No falla: producción que llega de Francia, producción a tener a cuenta. En esta ocasión no por tratarse de una genialidad para la prosperidad, sino por ser la película más absurda de la que el séptimo arte haya podido presumir nunca. Y es que Rubber, la exitosa ópera prima de Quentin Dupieux (director que en la última edición del Festival Fantástico de Sitges se hizo con el Premio de la crítica al Director revelación), es el producto más extravagante y curiosa que jamás se haya visto. (Leer crítica completa…)

Deja un comentario