Crítica. «Wrong» (Quentin Dupieux, 2012) (Sitges 2012)

Las películas cuyo humor se basa en situaciones que desencajan al espectador por ser delirantes, ridículas o inesperadas suelen gozar de bastante éxito, pero también son las que tienen límites delicados cuya principal complicación reside en no cruzarlos (es decir, en el caso de que el filme se convierta en un continuado de escenas sin sentido y no exista una interpretación al alcance del público se tratará del más puro surrealismo, exclusivamente dirigido a un público selecto); Wrong, el último largometraje de Quentin Dupieux (quien sorprendió hace escasos dos años con la magnífica Rubber, la cual supuso una experiencia religiosa de incalculable calidad), es delirante en su justa medida, siendo el mismo título un anticipo de tal característica (se podría traducir como algo que está mal, que es incorrecto o equivocado, algo que no encaja con la realidad).

Dolph Springer (Jack Plotnick, superlativo a pesar de la complejidad del personaje que interpreta) es un soltero que roza la treintena de edad cuya plácida existencia se basa en gran medida a la compañía que le ofrece Paul, un cariñoso perro al que ama incondicionalmente y con el que vive en un barrio y una casa muy agradables; un día se despierta y se encuentra ante la complicada asimilación de que el amor de su vida, su predilecta mascota, ha desaparecido misteriosamente, sin motivos aparentes, convirtiéndose en un reto (y una necesidad) personal encontrarlo. (Leer crítica completa…)

Deja un comentario