La primera jornada del 51 Festival de Cine fantástico de Cataluña prometía emociones fuertes, con el esperado remake de Suspiria (1977) de Dario Argento. El film de 2018, dirigido por Luca Guadagnino que en 2017 firmó la notable Call me by your name, y protagonizado por una deslumbrante Dakota Johnson, y la veterana pero maravillosa Tilda Swinton, adolece de ciertos problemas de ritmo, probablemente sobrandole abundante metraje, aunque lo suple con creces con una fotografía de una factura técnica impecable, y en ocasiones rozando la genialidad (sin llegar) de la obra original. El tramo final del film es visual y técnicamente sublime, y dejará a cualquier espectador hundido en la butaca. Es una cinta, como podíamos adelantar, pretenciosa y arriesgada, pero Luca Guadagnino es un director muy solvente y demuestra que puede enfrentarse a un reto de estas características, como mirar a la cara al maestro Argento, y no quedar excesivamente mal. Probablemente con un remontaje de la película recortando escenas innecesarias, estaríamos hablando en otros términos.

Retomando a la gran Tilda Swinton, ayer recogía ante cientos de asistentes al festival el Gran premio de Honor en la sala Auditori, que le entregaba J.A. Bayona. Una inauguración que se tornó triste y emotiva, ante la revelación de la actriz que expresó: “Es un día muy especial para mi, porque esta mañana ha fallecido mi padre; he dudado en venir, pero he decidido que si, porque Sitges es fantasía”.

Pero la jornada en Klownsasesinos.com empezó con una apuesta segura, la divertida Detective Dee and the four heavenly kings (2018). Y es que el ya veterano director de películas de artes marciales Tsui Hark, nos presentaba la segunda parte de su saga de aventuras en la que Detective Dee se enfrentará esta vez a una secta ancestral que hacen uso de las artes de la ilusión para tomar el control del imperio. El film es un espectáculo audiovisual para todos los públicos, combinando espectaculares efectos visuales de seres fantásticos de la mitología china, con unas excelentes coreografías de artes marciales, como no podía ser de otro modo viniendo del maestro Hark. Quizá lo único criticable sea que al film le cuesta arrancar en su tramo inicial, y queda algo por debajo de su predecesora Detective Dee Rise of the Sea Dragon (2013).

Climax trailer (screen grab)
CR: A24

En la primera jornada, seguíamos con una de las películas mas esperadas del festival. Climax (2018) supone el regreso del mejor Gaspar Noe, aquel que nos sorprendió allá por 2002 con la original y polémica Irreversible (2002) y lo catapultó al olimpo de los directores de culto en este tipo de festivales. Climax es un espectáculo a muchos niveles. Si hablamos de factura técnica, nos enfrentamos nada mas empezar el film a uno de los mejores planos secuencia que hemos visto en cine actual, enlazando un primer tramo musical con una magnifica coreografía, perfectamente sin corte con un segundo tramo en el que empieza a desarrollarse la trama del film. Son algo mas de quince minutos de absoluto disfrute audiovisual, que encadenan con algunos planos estáticos, y varios planos secuencia mas a medida que el caos y la violencia se apoderan de la cinta. Una potente critica a la sociedad francesa implícita en el film, y me atrevería a decir que extendida a Europa, completan lo que para nosotros ya se ha convertido en la película del festival.

Seguimos con Elizabeth Harvest (2018) de Sebastian Gutierrez, una cinta muy solvente de componente fantástico con tintes de Scifi, que nos presenta el dilema moral de hasta donde puede llegar la medicina, cuales son los limites de la ética, para salvar una persona de una enfermedad degenerativa. Una Abbey Lee con muchísimos matices distintos (cuando la veias lo entendereis) protagoniza el film, junto a una Carla Gudino como siempre espectacular. Una grata sorpresa dentro de la programación de esta edicion del festival.

Y acabamos el día con What Keeps You Alive (2018) de Colin Minihan, director de Grave Encounters. What Keeps you Alive es una película muy pequeña, un thriller en el que un fin de semana en pareja se convierte en un tour de force para ver quien sobrevive. Tiene detalles a destacar, como una fotografia correcta sin mas, y unas actrices que rallan a un gran nivel, pero la pelicula hace hace aguas en su tramo final, convirtiendose en una retaila de clichés del genero que emborronan todo el buen hacer del principio. Una pena. 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,