La alemana Hell se ha estrenado en Sitges 2011 con una cierta sensación de que podría haber dado mucho mas de si. Su propuesta con aire de Road Movie post-apocaliptica recuerda a muchos tópicos del género, pero los mejora y los mezcla con elementos de canibalismo, y violencia extrema. Incluso las interpretaciones, a cargo de actores totalmente desconocidos, sin ser una delicia, cumplen sobradamente. El problema llega cuando el film no encuentra un ritmo narrativo a la altura de la historia, y eso acaba pasandole factura al film de Tim Fehlbaum, que en ocasiones va a la deriva, y se queda a medio camino entre un producto excelente y uno simplemente decente. La crítica del film en breve.

Deja una respuesta