Housebound. Una combinación perfecta de terror y comedia (Sitges 2014)

Desde Nueva Zelanda llega a Sitges, una cinta que de entrada apuntaba maneras. Algo que pudimos confirmar en la jornada de hoy, tras la proyección en los Cines Retiro. La cinta está dirigida por Gerard Johnstone, e interpretado por un elenco de notables actores que adoptan perfectamente sus papeles. El cásting y la creación de los personajes, es uno de los principales aciertos de “Housebound”, ya que todos ellos, tienen su parte importante en la trama. Personajes divertidos y entrañables que dan vida a la historia con su particular comportamiento, aportando personalidad a la película, y protagonizando graciosas secuencias, que Johnstone sabe introducir con naturalidad para que no resulten forzadas. La peculiar relación entre los personajes, los diálogos punzantes y las situaciones más inesperadas, hacen que el conjunto sea realmente entretenido.

Otro de los puntos notables de la película, es su singular guión, que no pierde el norte en ningún momento, permaneciendo inalterable a pesar de los diferentes giros y cambios argumentales que arman la misteriosa historia. Enmarcada dentro del subgénero de las ‘casas encantadas’, la cinta no pierde la oportunidad de añadir un incesante humor negro, con constantes gags e hilarantes situaciones, que están combinadas con momentos de tensión y terror.

La historia da comienzo con el arresto domiciliario que ha de cumplir una joven conflictiva, que tiene que permanecer durante 8 meses en la casa de sus padres. Para dramatizar aún más la situación, pronto llegarán los fenómenos paranormales, y con ellos, el misterio, las risas y las sorpresas de ésta divertidísima y amena cinta.

Deja un comentario