«The Orphan Killer» recuperando el espíritu de los viejos psicokillers

Las ansias por ver nacer un nuevo icono dentro del género slasher, son más que evidentes entre los fieles seguidores del cine de terror. Ansias que mueven una intensa búsqueda por encontrar el perfil adecuado, un prototipo que calme nuestra perversa añoranza, y que nos haga sentir todo el terror y la simpatía que despiertan esos inmortales personajes. Más de uno crecimos contando los cadáveres que dejaban a su paso los Jason, Myers, Leatherface o Freddy, estandartes de algo que crecía con nosotros, y que hacía realidad nuestras fantasías más sangrientas. Y es que hace tiempo, que esa sensación se siente huérfana y anclada al pasado, tan solo Ghostface (Scream), The Creeper (Jeepers Creepers) o Jigsaw (Saw), consiguieron despertar algo parecido en las últimas décadas, entrando a formar parte, de los ya míticos personajes del cine de terror. (Leer crítica completa…)

Sobre David Solé

David Solé

Comentar