BloodRayne (2005)

argumento

«Bloodrayne» está basada en un videojuego que se desarrolla a mediados del siglo veinte, pero supongo que para Boll fue perfectamente lógico ubicar la trama de la película en el siglo dieciocho, donde Rayne (Kristanna Loken), mitad humana y mitad vampiro (propiamente llamada «dhampir») vive matando humanos y bebiendo sangre.

Sin embargo, su ambición de venganza contra su padre, el malvado Kagan (Ben Kingsley) la hace unir fuerzas con la Sociedad Brimstone, un grupo de humanos caza-vampiros. Juntos, deberán evitar que Kagan adquiera los tres talismanes que le darán poder total para conquistar al mundo.

BloodrayneBloodrayne

 

critica

El amigo Uwe Boll, considerado como uno de los peores directores del género en la actualidad, igualando en elogios al mítico Ed Wood, nos ofrece aquí una propuesta mucho más atractiva que sus anteriores trabajos. Tras pésimos films y paupérrimas adaptaciones, como la nefasta “House of the dead”, de la que solo me viene a la mente las malísimas interpretaciones y las imágenes sobrepuestas del juego original, o la reciente estrenada “Alone in the dark”, que tampoco llegó a cuajar a pesar de la aparición de Christian Slater, en “Bloodrayne”, nuevo intento del director alemán en la realización, mejora algo tanto en la parte técnica como visual y narrativa de la historia, logrando mantener cierto interés durante su hora y media. La ambientación es lo más destacado del nuevo film de Boll, en el que los escenarios se recrea la Rumania de mediados del siglo XVIII y sus ciudades pobladas de vampiros.

BloodrayneBloodrayne
Sería bueno decir a favor del Boll, que en el resultado final del film se nota el esfuerzo que el director ha llevado a cabo, intentando mejorar algunos aspectos que tan en evidencia lo han dejado en anteriores trabajos, pero a pesar de todo, solo consigue una aceptable cinta de aventuras y acción sin nada remarcable. Tambien podemos apreciar que Boll no se preocupa demasiado en los detalles y premisas del videojuego del que se basa el film, dejando de lado algunos importantes que quizás hubieran dado mejor resultado.

BloodrayneBloodrayne
De los personajes que podemos ver en Bloodrayne, destacar por encima de todos el interpretado por la ex modelo Kristanna Loken, en el papel protagonista, una vengativa y luchadora mujer, mitad humana y mitad vampiro que luchara contra su propio padre, el malvado Kagan Rey de los vampiros, papel que interpreta el veterano Ben Kingsley, lo peor del film, un personaje poco temeroso que no da juego. La interpetación de Kristanna Loken, da energía al personaje a pesar de tener éste algunas lagunas que el director no sabe pulir.

BloodrayneBloodrayne
En definitiva, Bloodrayne no se muestra a priori en ninguno de sus aspectos como un buen film, pero sí el camino ha seguir por Uve Boll si quieres quitarse la etiqueta que el mismo se ha puesto con sendos trabajos. Un film que tiene acción, continuas luchas, cantidades considerables de sangre derramadas y piruetas imposibles, de esas que solo un personaje de video juegos puede hacer.

El momento: Destacar la lucha final, acción, sangre y entretenimiento.

BloodrayneBloodrayne

BloodrayneBloodrayne

BloodrayneBloodrayne

BloodrayneBloodrayne

compra

 

trailer

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Deja un comentario