Boy Eats Girl (2005)

argumento

El joven Nathan Maguire, está locamente enamorado de una chica de su instituto, el problema es que ella es Jessica, su mejor amiga, esto hace que no se decida a sincerarse con ella para no estropear su buena relación. Pero una noche, después de que Jessica no asista a la cita que Nathan había planeado, éste la verá en el coche de otro chico en una posición más bien comprometida, una errónea interpretación de los hechos, hará que Nathan decida ahogar sus penas emborrachándose mientras tontea con una soga en su cuarto, un desafortunado y terrible accidente ocurrirá cuando su madre entre en su cuarto, haciendo que éste se ahorque.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

Ésta, sabiendo de la existencia de un libro Voodoo de conjuros que se halla en la iglesia donde trabaja, en el que se explica como resucitar a los muertos mediante un oscuro ritual, intentará llevarlo a cabo sin demasiado éxito, ya que un error en él devuelve la vida a Nathan algo diferente, como un ser hambriento de carne humana.

Nathan, con un aspecto lamentable, se unirá con sus amigos en una fiesta y tras una pelea con uno de los matones del instituto, comenzará a expandirse la infección convirtiendo a todos los estudiantes.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

 

critica

Deliciosa y entretenida comedia de horror irlandesa, que sigue la línea de la genial parodia inglesa al cine de zombies «Shaun of the dead» de Edgar Wright, que sorprendió recientemente con resultados excelentes. Ésta nueva propuesta del director Stephen Bradley, utiliza una trama típica en estos films, pero de un modo fresco y divertido, nos sitúa en una teennager movie que aporta momentos muy buenos al género. Acercándose más a la historia principal de «Cementerio viviente», magnífica adaptación de la novela de Stephen King, «Boy eats girl» sigue la estela de ésta, en ambas, una madre pierde a su hijo en fatales circunstancias e intenta por todos los medios devolverle la vida, aquí, sirviéndose de un libro voodo que contiene rituales y magia negra. Dejando de lado las emanaciones de gases tóxicos o las nubes bacteriológicas, en el film de Bradley, la causa de la plaga de muertos vivientes es un error en el ritual, que hace que el chico vuelva con ganas de probar la carne fresca y tras infectar a uno de los jóvenes en una pelea, comenzará a propagarse por toda la escuela.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

Tanto en este film como en el de Edgar Wright, el humor es una de sus características principales, dotando a diversas secuencias de simpáticas acciones en las que los personajes del film consiguen sacarte alguna que otra risa. Pero a diferencia de «Shaun of the dead», en la que el humor esta más a flor de piel y con solo ver a los dos inseparables y torpes amigos ya te esperas lo peor, en «Boy eats girl» ese humor está más escondido y no resulta tan expresivo ni directo, dejando lo mejor para la última media hora.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

Hasta hace poco, el humor en éstas películas estaba reservado más para producciones de bajo presupuesto o amateurs, como en films de la Troma, etc…, pero cada vez son más los directores de cine independiente o comercial que optan por realizar films en los que el humor negro o la parodia están presentes en gran parte de la película.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

En el apartado de efectos especiales y de maquillaje, decir que ésta posee un elevado nivel de hemoglobina que hará disfrutar a los amantes del gore más disparatado, decapitaciones, atropellos, desmembramientos, todo ello en la última media hora, cuando comienzan a aparecer los rápidos y peligrosos zombies. Pero donde de verdad veremos mucha sangre, es en una de las secuencias finales que recuerdan mucho a la mítica y conocidísima escena del corta césped, que hizo famoso al film de Peter Jackson «Braindead». Sin llegar a aquellos extremos tan impactantes, en ella podemos apreciar el realismo y el estupendo trato del gore, una de las mejores masacres de zombies que el cine a podido ver, que hará las delicias de los amantes del más genuino látex.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

La única pega que se le encuentra a «Boy eats girl» es su duración, escasamente 80 minutos de metraje que te dejan con ganas de más, justo cuando el fim estaba en los momentos más divertidos y salvajes, algo que no estropea para nada la película, que se convierte sin duda en una indispensable cita para los amantes del género.

El momento: Cuando Jessica, la protagonista, aparece con un tractor de segar en medio de una persecución, para hacer frente a la plaga de peligrosos zombies, liando una buena.

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

Boy Eats GirlBoy Eats Girl

 

trailer

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Jorge Manrique

Jorge Manrique

@jorgemanrique_

Deja un comentario