The Last Exorcism (2010)

argumento

Cuando llega a la granja rural de Louis Sweetzer, Louisiana, el Reverendo Cotton Marcus espera realizar otro exorcismo de rutina en un perturbado fanático religioso.  Fundamentalista convencido, Sweetzer ha contactado con el carismático predicador como último recurso, convencido de que su hija adolescente, Nell, está poseída por un demonio que debe exorcizar antes de que su terrorífico calvario culmine en una tragedia inimaginable.

Cargado por el peso de la conciencia tras años de engañar a desesperados creyentes para sonsacarles su dinero, Cotton y su equipo planean filmar un documental confesional de esto, su último exorcismo. Pero al llegar a la ya ensangrentada granja, pronto será evidente que nada podría haberlo preparado para enfrentarse al verdadero mal que anida en el lugar.

Ahora, demasiado tarde ya para volver la espalda, las creencias del propio Reverendo Marcus son sacudidas hasta su mismo núcleo y él y su equipo deberán encontrar una manera de salvar a Nell -y a sí mismos- antes de que sea demasiado tarde.

The last exorcismThe last exorcism

critica

Interesante película que, en forma de falso documental, aborda el tema de la religión (más concretamente las creencias religiosas y la fe) de forma atrevida y plagada de ironía.

El reverendo Cotton Marcus es un predicador famoso en su pueblo, descendiente de una larga tradición familiar de predicadores. Su padre ha llevado a cabo alrededor de 150 exorcismos y él sigue sus pasos, valiéndose de un libro con el cual puede clasificar los tipos de demonios (en el mismo se explica la forma de proceder con el exorcismo oportuno, dependiendo del demonio del que se trate).

The last exorcismThe last exorcism

Cotton Marcus es tremendamente carismático, y diariamente se encarga de convencer a cientos de seguidores de creer en Dios, respetar su filosofía y obedecer lo que la Biblia les dicta (respecto a esto, vemos una escena delirante en la que se pone de manifiesto que los fanáticos hacen y dicen cualquier cosa que la persona a la que idolatran les diga).

Hace años Cotton creía en Dios y en todo lo que predicaba, pero una serie de sucesos le ha abierto los ojos: realmente no tiene fe, y por ello hace ya unos años que únicamente se dedica a fingir para dar credibilidad a cada uno de sus exorcismos (convirtiéndose más en un “showman” que en exorcista).

The last exorcismThe last exorcism

Todo cambia cuando aparece en la prensa una noticia en la que se anuncia que un niño ha muerto asfixiado con una bolsa al intentar practicarle un supuesto exorcismo; este hecho le hace replantearse su estilo de vida, y decide realizar un reportaje acerca de los exorcismos y las artimañas de las cuales se sirve para hacer el ritual mucho más espectacular (el propio Cotton cuenta al reportero, de forma explícita, cómo prepara cada uno de los trucos que utiliza).

Su último caso (y con el que pretende dejar al descubierto la estafa del exorcismo), el de la joven Nell sweetzer, resultará mucho más complicado de lo que en un principio pensaba (llevar a cabo artísticamente el exorcismo, cobrar una fortuna a los Sweetzer y volver con su familia). Lo que en un principio parece un caso más (nada parecido a una posesión) termina resultando ser una extraña historia en la que nada acabará siendo lo que a priori parece, y donde el demonio más peligroso de todos parece tener un papel protagonista.

The last exorcismThe last exorcism

La manera de tratar los temas religiosos es cuanto menos admirable, sin tapujos y siendo un buen ejemplo de cómo se debe hacer una crítica social de forma simpática y efectiva (a esta efectividad también contribuye el hecho de que la película esté filmada cámara en mano, en primera persona, al más puro estilo El proyecto de la bruja de Blair). Además, la participación de Eli Roth en el filme (como productor) queda patente en más de una escena de gran belleza visual (un claro ejemplo es cuando Nell coge, en una de sus presuntas posesiones, la cámara y seguimos sus andaduras por la negrura de la noche, una verdadera joya audiovisual).

Tras el éxito de Paranormal Activity, que consiguió generar 500 veces el coste de su producción, era de esperar otro filme de características similares (bajo presupuesto contrarrestado por la contundencia de la trama), y lo cierto es que el resultado obtenido es más que aceptable; si bien es cierto que el terror brilla por su ausencia, intriga y suspense van cogidos de la mano y están presentes en toda la película.

CottonCotton

La nota negativa más evidente es el final. Por un lado es demasiado semejante a la anteriormente citada El proyecto de la bruja de Blair, y por otro lado deja totalmente descolocado al espectador, que se encuentra con un desenlace que poco tiene que ver con la trama que se nos presenta; una lástima.

El último exorcismo pudo verse el 43 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, donde obtuvo el Premio al Mejor Actor para Patrick Fabian.

También cabe recordar que se estrenará en los cines norteamericanos el 19 de Noviembre de 2010 (en España llegará el 6 de Mayo de 2011), una cita obligada para los amantes del cine de terror deseosos de ver algo nuevo (ya que, aunque el tema en el que se basa esté un poco quemado, la forma de tratarlo es sumamente novedosa).

The last exorcismCottonThe last exorcism

trailer

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 

Sobre Daniel Espinosa

Comentar