Dead or Alive

 

argumento

Japón, una ciudad cualquiera, el sexo, las drogas, la ultra violencia, se ha transformado en una forma de vida para las mafias afincadas en las calles que lo utilizan para sobrevivir. La cultura de las mafias chinas que viven en Japón no es bien recibida por las bandas del lugar, creando conflictos realmente sangrientos. En medio de todo esto se encuentra Ryu, un poderoso gangster que lucha por la total supremacía contra su mayor enemigo, el detective Jojima, un policía que cayó en la corrupción para poder pagar el carísimo tratamiento que su hija enferma ha de seguir.

Dead or AliveDead or Alive

 

critica

Toda la corrupción y los malos vicios que podemos encontrar en la actualidad, están reflejados en los diez primeros minutos de película. A modo de video clip y con una música estridente, comienza una sucesión de imágenes pecaminosas, que se fusionan perfectamente con las oscuras calles solo iluminadas por luces de neón. Sexo en los bares, donde chicas con poca ropa bailan para desesperados borrachos, mientras que en los waters podemos ver secuencias que combinan sexo gay con asesinatos de mucha sangre. La violencia más extrema, duros enfrentamientos entre bandas yakuzas y disparos a boca jarro, todo ello acompañado por la siempre adictiva droga, momento en el que veremos una sugerente y graciosa escena en la que un tipo se mete una kilométrica ralla de cocaína con la correspondiente ida de olla.

Dead or AliveDead or Alive

Después de esto, el film entra en un lento pero incesante ritmo, donde podemos ver la historia de los dos principales protagonistas. Por un lado Ryu, interpretado por el actor Takeuchi Riki, que recibe la llegada de su hermano pequeño que regresa de estudiar en los EUA, y su insaciable sed de venganza, y por otro la dramática vida de Jujima, magistral papel a cargo de Sho Aikiwa, que tiene una hija enferma. Dos personajes que se encontrarán en diferentes momentos del metraje teniendo sus más y sus menos. La película continua ofreciéndonos imágenes fuertes, persecuciones en las calles, explosiones, zoofilia, corrupción, una enrevesada historia que tiene su culminación con un estupendo enfrentamiento final, donde los disparos de exageradas armas, explosiones y sangre a borbotones, componen una perfecta y genial secuencia de fin de fiesta.

Dead or AliveDead or Alive

“Dead or Alive”, se convirtió en un tremendo trampolín a occidente para la carrera de Takashi Miike, que por aquel entonces ya era uno de los más aclamados directores del país del sol naciente, llegando a realizar hasta 5 ò 6 films al año, todos ellos de enorme calidad. Debido a su personal y trasgresor estilo, siempre ha enfocado sus películas hacia terrenos comprometidos como la violencia, la venganza, el sexo, en los que nunca podían faltar secuencias de crueles asesinatos, un cine polémico y visceral en el que el director parece moverse como pez en el agua, y no tener fin a la hora de contarnos impactantes historias, como hemos podido ver en sus siguientes películas, entre ellas las secuelas que componen la exitosa saga de Dead or Alive.

Dead or AliveDead or Alive

El momento: La mejor cara de Miike en este film son los diez minutos que abren el film y los diez que lo cierran, donde podemos ver todo el potencial de este polémico director.

La imagen: Me gustaría destacar como mejor imagen, la cara que se le queda a Jojima cuando su mujer y su hija enferma entran en el coche después de despedirse.

Dead or AliveDead or Alive

Dead or AliveDead or Alive

Dead or AliveDead or Alive

Dead or AliveDead or Alive

Dead or AliveDead or Alive

 

trailer

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Etiquetas: , , , , , ,