El Autobús del Terror (1987)

En una estación de autobuses, cinco personas que han perdido el autobús y que no se conocen entre sí, se cuentan las extrañas pesadillas que han sufrido la pasada noche para matar el tiempo.

Se trata de un producto de serie Z de la Troma de historias cortas. Un grupo de personas se encuentran en una estación tras perder el autocar de enlace a su destino. Curiosamente, cada uno de ellos había sufrido una terrible pesadilla la noche anterior. Y mientras esperan el siguiente coche, se dedican a matar el tiempo narrando esas pesadillas. Los cuentos que componen la película son dichas pesadillas. En la primera, una chica conoce a un joven guapo y muy agradable en una piscina. Pronto descubre que ese joven no es lo que parece.

En la siguiente, unos boy scouts son acosados por un psicópata asesino. La tercera narra como una solterona sueña con el atractivo presentador del telediario nocturno. Su sueño se cumplirá una noche, pero el guapo galán resulta ser un vampiro sediento de sangre. La cuarta historia nos cuenta como un muchacho descubre que tiene el don de devolver a las personas que aparecen en la sección de esquelas del periódico a la vida. Y por último, una estudiante es poseída por un Dios indígena americano aficionado a arrancar corazones humanos.

Toda una rareza muy ochentera y de fácil consumo, como todas las películas de historias cortas al puro estilo Creepshow. Se trata, eso sí, de un producto de muy bajo presupuesto, con unas interpretaciones muy pobres y con un aspecto del todo pobre, en la línea de los productos típicos de videoclub de la época. Pero con la baza a favor de tratarse de pequeños eskechts bastante originales y muy ágiles los cuales se consumen de forma muy agradable. Daniel Boyd escribe, produce y dirige, tanto en esta, su primera película como en sus siguientes títulos “Invasion of the Space Preachers” y “Paradise Park”

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario