Guerra Mundial Z (2013)

 

 

SINOPSIS

La historia gira en torno a un empleado de las Naciones Unidas, Gerry Lane (Pitt), el cual recorre el mundo en una carrera contra el tiempo para detener una pandemia zombie que amenaza con derrocar a los ejércitos y gobiernos de todo el mundo, e incluso con diezmar la humanidad misma.

 

 

CRÍTICA

Una de las cintas más esperadas de este verano 2013, es la dirigida por Marc Foster, Guerra Mundial Z, thriller apocalíptico con mucha acción, protagonizado por el siempre atractivo Brad Pitt, actor que ha contribuido al género fantástico con papeles tan aclamados como el de Louis Du Lac en Entrevista con el vampiro (Interview with the Vampire, 1994), el detective David Mills en la mítica Seven (Se7en, 1995) o más recientemente como Benjamin Button en la extraordinaria cinta de David Fincher, El curioso caso de Benjamin Button (The Curious Case of Benjamin Button, 2008). Ahora regresa para salvar a la humanidad, con esta nueva propuesta veraniega sobre epidemias apocalípticas, infectados y mucha acción.

La cinta es todo un entretenimiento en la que la acción no cesa ni un momento, donde destaca por encima del guión y de las interpretaciones, un poder visual que llena la pantalla de momentos sorprendentes, donde vemos miles de infectados corriendo y atacando a la multitud o amontonandose en los altos muros de contención, o la enorme devastación de las ciudades a su paso. Un apartado, que aunque espectacular y muy bien logrado, también resulta un tanto desconcertante, ya que por momentos, parecemos ser los protagonistas de cualquier video juego de temática zombie que se precie, una sobrecarga de imágenes digitalizadas, que carecen de aquella fantástica conexión que se podía sentir entre el espectador y los zombies de Romero o Fulci, aquello era otra historia…

Que Guerra Mundial Z sería un producto comercial, ya podíamos apreciarlo desde las primeras imágenes que llegaban del proyecto, por los nombres de su reparto o por quien estaba detrás de la producción, pero quizás, esperábamos ver algún detalle, algún guiño o alguna secuencia, que nos hiciera estar más cercanos al género de terror, ese, de donde vienen los muertos vivientes, zombies o infectados. No hay momentos terroríficos en la cinta, ni siquiera la sangre brota como debería hacerlo ante semejante espectaculo, todo se resume en un ejercicio redondo y tremendamente rentable para la industria o sus productores, pensado para satisfacer al espectador menos exigente.

Que sí, entretiene y posee escenas espectaculares, y si me apuras, hasta tiene su gracia ver a Brad Pitt de ciudad en ciudad salvando al mundo sea cual sea la solución, pero los fieles y amantes del género fantástico y de terror, no podemos concebir una cinta sobre zombies, infectados o como los quieras llamar, en la que apenas podamos verlos con detalle o en la que la sangre se muestra a cuenta gotas. Y a pesar de que sabemos que el subgénero ya está muy trillado, siempre esperamos algo nuevo, inesperado o sangriento a lo que agarrarnos.

En definitiva, Guerra Mundial Z es un sensacional blockbuster que funcionará de maravilla en las salas de todo el mundo, un producto atractivo por la temática que trata, y acertadamente visual, pero que deja fuera muchos aspectos que se podrían haber incluido dejando intacto ese aire tan comercial y recatado. Una cinta que pierde toda la fuerza de sus imágenes, tras un guión típico de las producciones hollywodienses, con personajes prefabricados y situaciones mil veces vistas, esperadas y llenas de incoherencia.

Imagen de previsualización de YouTube

FICHA TÉCNICA

Título original: World War Z
País: USA
Año: 2013
Duración: 116 min.
Productora: Paramount Pictures
Director: Marc Forster
Guión: Matthew Michael Carnahan, Damon Lindelof
Reparto: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, James Badge Dale, Matthew Fox, David Morse.

Deja un comentario