La Visita (2015)

 

SINOPSIS

Una madre deja a sus dos hijos en la remota granja de sus abuelos, en Pensilvania, durante un fin de semana. Los niños descubrirán que la anciana pareja está metida en algo profundamente inquietante. Película de M. Night Shyamalan (‘El sexto sentido’, ‘Señales’, ‘El bosque’) realizada con muy bajo presupuesto.

 

 

CRÍTICA

M.Night Shyamalan lleva unos años siendo vapuleado por crítica y público a raíz de los resultados artísticos y de taquilla de sus últimos trabajos. Desde la tibia acogida de una premisa estupenda pero mal desarrollada que terminó siendo El Incidente (2008), pasando por un encargo sin ningún atisbo de su autoría llamado The Last Airbender (2010) hasta caer en las manos del Will Smith productor y dejarse embaucar por una flojísima historia de ciencia ficción.

Muy lejos queda ya aquel 1999 con el que se dió a conocer con la estupenda El Sexto Sentido y a la que seguirían propuestas igual o más interesantes como El Protegido (2000), Señales (2002), El Bosque (2004) o aquel cuento que fue La Joven del Agua (2006).

Supongo que harto de no tener un control creativo sobre sus películas ha decidido volver a presupuestos inferiores y asociarse con Jason Blum, fundador de la productora Blumhouse y experto en convertir películas de modesto presupuesto en auténticos éxitos de taquilla (Paranormal Activity, Insidious, The Purge o Sinister entre otros).

La Visita (2015) es el regreso de Shyamalan al género que lo hizo famoso y aunque está lejos de ser una de sus mejores películas, es un producto efectivo y que consigue lo que se propone: inquietar al espectador y suavizarlo con algunos toques de humor negro y sarcasmo.

Hoy en día superar que el ya trillado «found footage» no se haga monótono ni acabe mareando al personal no es nada fácil y con la ayuda de alguna trampa narrativa y visual el director termina lográndolo. Todo ello gracias a una planificación estupenda, unos sútiles movimientos de cámara y unos encuadres que convierten algunos planos en algo bello y aterrador a partes iguales.

Otro de los puntos fuertes reside en el buen hacer de los actores que dan vida a los abuelos y niños del film. Deanna Dinagan (Nana) realiza un trabajo admirable, ya sea a nivel interpretativo o (aunque diría que con la ayuda de una doble) corporal y que en ocasiones me ha recordado a la anciana que ya aparecía en algunas escenas de El Incidente (2008). Mencionar la genial dirección de niños que se marca Shyamalan con los resultados del actor Ed Oxenbould (Tyler), cuyo personaje lleva casi todo el peso cómico y bastante acertado de la historia.

El guión no se hallaría entre lo mejor del director y menos cuando se trata de alguien que nos tenía acostumbrados a grandes giros finales dónde nada es lo que parece, pero su resolución (aunque sencilla) resulta aceptable y en todo momento juegan entre la posibilidad de algo real o sobrenatural pero resolviendo nuestras dudas en los últimos minutos de la película.

Quizás La Visita (2015) no sea el regreso del mejor M.Night Shyamalan pero nos desmuestra que está en ello y que dependiendo de sus futuras elecciones no tendremos que esperar demasiado tiempo para que nos regale otra película inolvidable.

Lo mejor: El uso del sonido. Los actores principales y el planteamiento de algunas secuencias, como la del escondite bajo la casa, el momento en la cocina entre el abuelo y el pequeño Tyler de espaldas a la cámara o cierta persecución que tiene lugar a oscuras y dentro de una habitación con la puerta bloqueada.

Lo peor: Como found footage llega tarde y después de la saturación que llevamos sufriendo hace unos años.

Imagen de previsualización de YouTube

 

FICHA TÉCNICA

Título original: The visit
País: USA
Año: 2015
Duración: 94 min.
Productora: Blumhouse Productions / Blinding Edge Pictures
Dirección: M. Night Shyamalan
Guión: M. Night Shyamalan
Reparto: Kathryn Hahn, Olivia DeJonge, Ed Oxenbould, Deanna Dunagan, Michelle Rose Domb, Peter McRobbie, Benjamin Kanes, Erica Lynne Arden, Celia Keenan-Bolger, Dave Jia, Shelby Lackman, John Buscemi.

Deja un comentario