Legion (2010)

argumento

Dios ha perdido la fe en el ser humano, así que ha decidido enviar a su legión de ángeles a la Tierra para exterminar a la raza humana por segunda vez en la Historia. La única esperanza recae sobre un grupo de rebeldes escondidos en mitad del desierto, que recibirán la ayuda del mismísimo arcángel Miguel. Se trata de la ópera prima en la dirección de Scott Stewart, veterano de los efectos especiales.

Legion Legion
critica

“Legión” es, quizá, una de las mayores decepciones de la temporada. Y digo decepción porque la historia prometía mucho (Dios manda un ejército de ángeles para exterminar a la raza humana) y, además, el trailer no hacía otra cosa que ponernos un caramelito en la boca. Pero, a la hora de la verdad, “Legión” ha resultado ser una mala película, casi una parodia de sí misma. Y este es el verdadero fallo de la película: querer tomarse demasiado en serio a si misma.

El primer fallo que le veo es la intención clara de vestir de “blockbuster” a una simple película de serie B. La historia prometía algo del estilo de “Constantine” (Constantine, Francis Lawrence, 2005), pero le ha salido una mezcla entre “Temblores” (Tremors, Ron Underwood, 1990) y “La noche de los muertos vivientes” (Night of the living dead, George A Romero, 1968). Y es que, además, Scott Stewart no ha sabido darle a la cinta la consistencia necesaria para que la historia llegue a ser mínimamente interesante.

LegionLegion

Porque otro fallo que le veo es el guión. Si bien es cierto que comienza de manera más que correcta, este interés se diluye muy rápidamente a medida que avanza la trama, hasta tal punto, que se pierde totalmente el interés por quién gane en la lucha final o por la incógnita del neonato. Una lástima. Creo que otro gallo cantaría si se hubiese dotado a la cinta de un humor del estilo del de “Zombies  party” (Shaun of the dead, Edgar Wright, 2002), “Feast” (Feast, John Gullagher, 2008), o las más recientes, “Lesbian Vampire killer” (Lebian vampire killer, Phil Clayton, 2009) y “Bienvenidos a Zombieland” (Zombieland, Ruben Fleischer, 2009). “Legión” era una película para tratarla así y no para dotarla de ese aura de misticismo religioso, que tan poco éxito (por no decir ninguno) ha tenido en el cine.

Y, por último, de cada una de las (planas) interpretaciones del elenco, destacaría a un Paul Bettany como el arcángel “Terminator” Miguel que, aunque se le ve un poco perdido, le da algo de consistencia a su personaje; y, sobre todo, destacaría a Kevin Durand como al arcángel Gabriel. Un actor que ya me llamó la atención como sicario en la serie de TV “Perdidos” (Lost, J.J. Abrams, 2004) y que me recuerda mucho a aquel Christopher Walken en su etapa de villano sin escrúpulos. Y, la verdad, en “Legión”, la aparición de Gabriel en escena logra eclipsar toda la pantalla.

LegionLegion

Lo mejor: Kevin Durand, y la escena de la abuela Gladys (sin duda, lo mejor del filme) y la del niño en la gasolinera

Lo peor: El guión, el ritmo, el maquillaje de unos ángeles que parecen más zombis que otra cosa y, sobre todo, las expectativas que prometía  y lo que es en realidad.

Y ya por último, yo eché de menos la aparición del arcángel Rafael, pero ni aparece ni lo nombran; será cosas del Protestantismo, que sólo reconocen a dos arcángeles. Quizá desde un punto de vista católico “Legión” hubiese sido más interesante sin duda…

LegionLegion
LegionLegionLegion
trailer
Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario