Malevolence (2004)

argumento

Martín Bristol, un niño de 3 años que fue testigo de una serie de crueles asesinatos a manos de un loco, desapareció un día del jardín de su casa. Han pasado ya diez años de aquello, y el paradero de Martin es aún inédito para la policía.

No muy lejos de allí, viven Julian y Marylin, una pareja con problemas económicos, para los cuales ella parece tener la solución. Su hermano Max, recién salido de la cárcel ya está preparando junto a un amigo llamado Kurt, un atraco a una sucursal bancaria, Marylin que confía en su hermano, convence a Julian para que participen en el atraco para acabar de una vez con sus problemas.

El atraco resulta un desastre, en parte por el miedo y la inexperiencia que Julian a demostrado todo el rato, y deben huir con parte del dinero a toda prisa. El grupo se separa para quedar en el lugar de encuentro. A partir de aquí, ya nada saldrá como ellos habían planeado. Kurt, sufre un accidente al ser perseguido por la policía lo que le obliga a robar un coche y coger como rehenes a Samantha y Courtney madre e hija, que lo llevarán al refugio a punta de pistola.

Una vez allí todo irá peor, Courtney se le escapará y en su intento por atraparla llegará a un viejo caserón donde descubrirá algo aterrador, convirtiéndose ahora él en la victima. El resto del grupo llegará al lugar sin encontrar ni a Kurt y ni el dinero, todos pensarán que se trata de una trampa de Kurt, pero algo peor y macabro ha ocurrido allí.

 

critica

Malevolence, que creó buenas expectativas en sus respectivos pases en los Festivales internacionales como el NY Horror Film Festival y en el Long Island Film Festival, donde consiguió los premios a Mejor película, así como su estreno nacional en el pasado Festival de Sitges 2004, no ha hecho más que reafirmar su calidad en las proyecciones de los cines de nuestro país. Se trata del primer largometraje del director Stevan Mena, quien también escribió el guión y es el encargado de la banda sonora y la música que acompaña el film. La música realizada por el director recuerda en gran medida a las melodías creadas por John carpenter para sus películas, Mena, crea un angustioso ambiente apropiado para algunas escenas de éste film.

Malevolence, es la segunda parte de una trilogía que se llevará a cabo según el éxito cosechado por éste film, y a mi parecer, es más que justificable la continuidad de la saga después de haber visto está angustiosa y primera historia. Aunque me pregunto yo, ¿Que hubiera pasado si no hubiera sido tan bien acogida por la crítica?, ¿Creéis que no se harían las otras dos?, (Y sino, véase antiguas producciones que han llegado a ser trilogía sin ser nada del otro mundo), es obvio que todo esto estaba más que apalabrado y el rodaje de la siguiente será inminente, se trata solo de una manera de vender la película y en definitiva un buen negocio. Pero si eso sirve para ofrecernos una buena historia y no decae el ritmo y la calidad en las siguientes películas, bienvenidas sean.

Ahora centrémonos en lo que de verdad importa, la película plantea una macabra historia basando la fuerza del argumento principal, en los desagradables recuerdos de Martin, un niño que desaparecido sin dejar rastro hace diez años. Las primeras imágenes del film lo muestran así, el pobre niño a su corta edad, ha de observar la perversidad y los asesinatos de un loco maníaco, algo que le marcará para toda su vida. Después de esto, el film sigue la historia de un grupo de personas que planean un atraco que al final será fallido, esto y una serie de circunstancias les llevarán a vivir una verdadera pesadilla.

Aunque el guión no sea una maravilla y en algunos momentos parece que éste cojee, (ver la facilidad con que una de las rehenes se escapa de su captor), el film consigue con creces su principal cometido, aterrorizarnos y sumirnos en una historia en la que nadie le gustaría participar. La tensión en determinados momentos hace que te pongas nervioso y que solo al final puedas respirar tranquilo. El terror que aquí se vive es más de los ochenta, ya sabéis, Wes craven, John Carpenter, nada de terror para adolescentes, a mi personalmente y aunque no tengan nada que ver, Malevolence me recordó a films imprescindibles como, «Las colinas tienen ojos» o «La última casa a la izquierda», eso sí, sin la crudeza que éstas poseen en determinados momentos.

Los actores en general realizan un estupendo trabajo y llevan a la perfección el guión y la intriga que éste propone, contribuyendo al climax de terror y suspense que el film contiene. El papel del asesino, que recuerda al mismísimo Jason Voorhees, en la segunda y tercera parte de la saga de Viernes 13, al utilizar para tapar su identidad una bolsa de trapo en la cabeza con dos agujeros para los ojos, se muestra despiadado y peligroso, y como los míticos asesinos, se esconde y aparece solo para matar a sus víctimas. Una película que hará brotar el pánico y el miedo a los espectadores que no busquen un complicado argumento, pero si pasar un mal rato ante el televisor. Desde aquí la recomendamos, mientras estamos a la espera de las dos películas que completan la historia.

El momento: Un film correcto que te mantiene enganchado al sillón hasta el final, que muestra los mejores momentos de éste cuando el asesino enmascarado aparece en acción, mostrando algún que otro cruel asesinato, que anima el film, acompañado de una tensión muy bien lograda.

 

trailer

 

 

 

 

 

Deja un comentario