Reservoir Dogs (1992)

argumento

Tras el sangriento atraco a una joyería, Sr. Blanco y Sr. Naranja, dos gánsteres, se refugian en un almacén abandonado con la intención de reunirse con el resto de sus compañeros. Una vez la banda queda reagrupada, la tensión y la desconfianza entre los miembros de la misma empezará a aumentar cuando la posibilidad de que un polícia se haya infiltrado entre ellos cobre fuerza.

reservoirdogsreservoirdogs

critica

La primera película de Quentin Tarantino como director, mítica, al igual que la inmediatamente posterior, “Pulp Fiction, 1994”, desde el mismo momento de su estreno, es una película auténticamente “cool”. Un término que quizá se relaciona con demasiada celeridad con muchos productos (películas, discos, libros, etc.) que no tardan en diluir su efecto popular. “Reservoir Dogs” no solo no ha visto diluido ese efecto, sino que lo ha amplificado. Una de las virtudes indiscutibles del film de Tarantino es que sabe distanciarse, con singular habilidad y mucho talento, del cine negro precedente y, sobre todo, del más cercano en el tiempo, caso de la extraordinariamente influyente “Uno de los Nuestros”, (Goodfellas, 1990), de Martín Scorsese.

La primera secuencia del film, que transcurre en el interior de una cafetería, marca el terreno que va a pisar Tarantino con solidez: los integrantes de una banda de gánsteres van definiendo sus respectivas personalidades a partir de sus líneas de diálogo, en una conversación, aparentemente poco trascendente, pero fundamental dramáticamente, para el desarrollo de la trama: sin ir más lejos, el conflicto interpersonal entre Sr. Blanco (Harvey Keitel) y Sr. Rubio (Michael Madsen) queda planteado en esta secuencia.

reservoirdogsreservoirdogs

El guión de “Reservoir Dogs” cuenta con una estructura que utiliza los flashbacks narrativos de forma hábil, y que, entre otras cosas, sirven a Tarantino para generar contrastes en el tono en la narración. La secuencia que sigue a la inicial tiene lugar justamente después del atraco que ha planeado la banda: Sr. Blanco y Sr. Naranja (Tim Roth) se dirigen en coche, con el segundo de ellos herido de gravedad, a un almacén abandonado, que es el punto de encuentro acordado por los gánsteres. Si la primera secuencia estaba marcada por su tono distendido, poco grave, la siguiente muestra el resultado de las acciones de esos tipos: violencia, sangre, un carácter de urgencia por llegar a un sitio en el que poder ocultarse.
La amistad entre Sr. Naranja y Sr. Blanco se estrecha a causa de los disparos que el primero ha recibido durante el transcurso del atraco, causa de que se vaya desangrando irremediablemente. Este factor se revelará clave en el desarrollo de la película, ya que el personaje interpretado por Harvey Keitel quedará emocionalmente escindido: por un lado, la estima que tiene por el chico, que le impide creer en la posibilidad de que Sr. Naranja sea un infiltrado en la banda, sentimiento que le impulsa a protegerle incluso cuando las cosas se ponen muy feas; por otro, la necesidad de respetar el código de honor de los gánsteres, que de descubrirse la verdadera identidad del infiltrado, le obligaría a matar a su protegido. Esa dualidad del personaje de Keitel es expresada por Tarantino gracias a la labor de planificación: en una secuencia (que tiene lugar poco después de que Sr. Rosa (Steve Buscemi) llegue también al almacén, y ambos personajes discutan acerca de que hacer tras el estropicio de sangre y tiros provocado en el atraco) Steve Buscemi y Harvey Keitel discuten, mientras el segundo aparece duplicado en el encuadre: su imagen “real”, y la “ficticia” reflejada en un espejo, mientras el personaje deja claro su posicionamiento respecto al malherido Sr. Naranja.

reservoirdogsreservoirdogs

Uno de los grandes momentos del film está formado por un conjunto de secuencias, montadas consecutivamente, que muestran a Freddy Newandyke (Tim Roth, sin su alias gánsteril) en compañía de otro policía afroamericano, que instruye al primero acerca de cómo enfocar su “performance” de infiltrado: en una secuencia, sentados ambos frente a la mesa de un restaurante, el compañero de Freddy le explica que es necesario que se aprenda una anécdota, un chiste, o algo similar, lo asimile, y luego lo utilice como forma de resultar simpático y dicharachero en el ambiente en el que tendrá que moverse. Las siguientes secuencias muestran todo el proceso creativo llevado a cabo por Newandyke: crea la anécdota sólo, en su casa, y ensaya los diálogos; luego, en la terraza de un edificio, Freddy empieza a “actuar” delante de su colega; la secuencia que sigue los muestra a ambos en un espacio, al aire libre, que Tarantino filma como si de un teatrillo se tratará, acentuando esa sensación en el espectador mediante la situación de los personajes en el encuadre: Newandyke situado en lo alto del encuadre, delante de un gran muro de piedra, recitando con convicción su papel; su compañero, sentado ocupando la parte baja del encuadre, asumiendo su posición de espectador. La secuencia que sigue ya muestra a Newandyke, en un plano de conjunto, con varios de los gánsteres a su alrededor, escuchando su anécdota en el interior de un local nocturno; y por último, la visualización cinematográfica de esa anécdota personal y/o mentira: Newandyke y unos policías con un pastor alemán en el interior de unos lavabos públicos.

reservoirdogsreservoirdogs

Todo el proceso creativo que lleva a cabo Newandyke no cuesta imaginarlo como el habitual en el propio Tarantino, narrando a su amigos las ideas que se le han ocurrido y observando las reacciones que estas provocan en ellos, para finalmente alcanzar la visualización cinematográfica de esas ideas.
El empleo de la música como contrapunto dramático para las imágenes, especialmente en relación a secuencias de gran violencia, es una de las marcas de fábrica más asumidas por los fans de Tarantino, entre los que se encuentra el número uno indiscutible, Tony Scott, que desde que filmó “Amor a quemarropa” (True Romance, 1993), con guión del propio Tarantino, no ha dejado de utilizar canciones, de forma harto cansina, al modo Tarantiniano: En “Man on Fire, 2004, “Domino, 2005” o “Deja Vu, 2006” se escucha música que actúa como contrapunto a momentos de gran violencia.
En “Reservoir Dogs”, el momento más destacado al respecto, es el muy famoso que muestra a Michael Madsen torturando a un policía, llegando al extremo de cortarle salvajemente una oreja, y siendo filmado este paroxismo de violencia con un fuera de campo que potencia su agresividad.
Por último, destacar los títulos de crédito iniciales, verdaderamente originales en su momento, y que han sido saqueados no pocas veces desde el estreno de la película, especialmente el plano de conjunto de los gánsteres filmado al ralentí.

reservoirdogsreservoirdogsreservoirdogsreservoirdogsreservoirdogsreservoirdogs

trailer

Imagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario

  • Empresa colaboradora de Cialis generico de farmacia online de españa.
  • Los usuarios con sus testimonios aseguran que el precio cialis es mas barato en farmacias online