Teeth (2007)

 

argumento
A medio camino entre la comedia adolescente desenfadada y el cine gore, Teeth ofrece una curiosa visión sobre una chica, Dawn, con voluntad de preservar su virginidad. Más allá de sus convicciones, su deseo se convierte en una cuestión de necesidad: dentro de su vagina tiene unos dientes que son una arma implacable contra cualquier intruso. La castidad por la que aboga Dawn contrasta con la de su hermano, todo un provocador.

TeethTeeth

critica
El actor Mitchell Lichtenstein, visto en un gran número de series de televisión, dirige su segunda película, acercándonos de manera acertada a una historia que de entrada puede sonar o algo ridículo o una idea tremendamente divertida, todo depende de como sea enfocada. El director opta por lo segundo, sin caer en la típica comedia americana al estilo «Amercian Pie» elaborando una cuidada trama para contar y encajar la vida cotidiana de una chica normal, con el extraordinario secreto que ésta posee. Una circunstancia que Lichtenstein oculta hábilmente a través de una casi sectaria organización de jóvenes castos y puritanos, movidos por una sociedad exageradamente extremista, en la que la protagonista, que es modelo a seguir de virginidad y pureza, plantea lemas a la joven comunidad como «No abras tu flor al primero que pase». Una joven que ha ido creando un caparazón a su alrededor, debido a su deformidad que la mantiene reacia a mantener relaciones sexuales con los chicos. Este comportamiento contrasta con el de su hermanastro, un personaje que Lichtenstein utiliza para enfatizar el ‘drama’ que la protagonista está viviendo, mostrándonos la otra cara de la moneda, un chico polémico, que toma drogas y practica sexo sin parar, la oveja negra de la familia.

TeethTeeth

Pero la cosa se complicará aún más, cuando a la joven le salga un pretendiente, el posible príncipe azul al que una chica ha de esperar, que en principio parece tener los mismos pensamiento de preservación del sexo hasta el matrimonio. Pero después de una situación forzada por el joven, en la que éste sale muy mal parado, la joven comenzará a averiguar si ella es un caso aislado, dando con el antiguo mito de la “vagina dentata”.

Una aceptable comedia de horror independiente con pequeñas dosis de sangre, en la que veremos alguna que otra dolorosa escena explicita de mutilaciones de miembros y situaciones cómicas como la del ginecólogo o una de las finales con el hermanastro y su perro. El film termina con una escena graciosa, que viene a ser una especie de venganza de la protagonista con la sociedad.

El correcto trabajo realizado por la joven actriz Jess Weixler, que lleva muy bien el peso de la película, completa un film que junto al original guión, diversión y entretenimiento, ha conseguido ser bien recibida en los festivales por los que ha pasado.

El momento: La situación más cómica de todo el film, el rotweiler del hermanastro, comiéndose un miembro viril amputado.

TeethTeeth

trailerImagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario