The Butcher (2007)

 

argumento
En una granja de cerdos, cuatro personas, atadas, vapuleadas y con una cámara de vídeo sujeta a sus cabezas, van a convertirse en protagonistas una película snuff. Dos de ellos son pareja y el director de tan atroz producción verá en ello amplias posibilidades artísticas.

 

The Butcher

 

critica
Escabrosa y morbosa cinta coreana con la que de principio a fin, el espectador que se atreva a presenciar tan horrible espectáculo, habrá de aguantar los lamentos, los gritos de auxilio, los vómitos, y un estresante movimiento de cámara que ayuda al realismo, y que de agún modo, en un claro propósito del director, se nos hace participes tanto de sufrir esas torturas como de estar realizándolas, dependiendo de la cámara que en ese momento este filmando, si la que lleva el torturador en sus manos o las que llevan las víctimas adosadas en sus cabezas.

Una inquietante snuff movie rodada sin cortes y en tiempo real, hecho que genera aún más realismo y una mayor dramatización de los sucesos. El film se muestra angustiante y perverso en los primeros minutos, donde se intuye lo que tiene que pasar, pero en ese momento, nos entretienen con un macabro juego donde el miedo y las súplicas de las víctimas, siempre en primera persona, van calentando el ambiente. Luego llega un ir y venir de explicitas y salvajes torturas, en las que el verdugo protagonista, un tipo ataviado con una cabeza de cerdo, disfruta realizando todo tipo de aberraciones en los cuerpos de las víctimas.

Enfermiza y angustiante propuesta, proyectada en una de las maratones del Festival de Sitges 2008, que sirvió como colofón a una noche que comenzó con la lamentable cinta anónima, o vendida como tal, «Reality Killers».

The Butcher, dirigida por el realizador coreano de cine independiente Kim Jin-won, del que solo se conocen un par de cortos (‘Man in the Box’ y ‘Chainsaw High School Girl’) realiza un trabajo arriesgado del que sale airoso sin caer en algo cutre y sin sentido, logrando una dantesca maravilla que te lo hace pasar realmente mal y que funciona con un argumento tan simple como morboso, como es el clandestino rodaje de una película Snuff. El film está filmado enteramente en video digital, proporcionando una visión domestica y real, gracias en parte también al enfoque en primera persona que el director utiliza, copiando los video juegos tipo ‘shooter’ como ‘Doom’ o ‘Quake 2’ de los que Kim Jin-won se considera seguidor.

En definitiva, The Butcher, es un macabro juego a base de humillaciones, maltratos, violaciones, desmembramientos y torturas sin descanso, que te mantiene en momentos entre la fascinación y el escándalo por lo que estamos presenciando, preguntándonos al final, quien está más enfermo, si el director por filmar algo así o nosotros por ‘disfrutar’ visionándolo.

El momento: Uno de las secuencias más crudas, es la violación a la que es sometido un tipo por parte del verdugo con cabeza de cerdo, un momento realmente angustioso.

 

The Butcher

 

trailerImagen de previsualización de YouTube

Sobre David Solé

David Solé

Comentar