Train (2008)

argumento

Un grupo de atletas americanos, que acaban de participar en un campeonato de lucha libre, pierden el tren de regreso tras un altercado en una discoteca la noche anterior. Todo el equipo, que cogerá el siguiente tren guiado por una amable señorita, se verá envuelto en una pesadilla a bordo de un tren que recorre Europa del Este.

TrainTrain

critica

La tan trillada trama que nos presenta ‘Train’ segundo largometraje de Gideon Raff, es una atractiva pero arriesgada propuesta, que tras mostrar todo un suculento abanico de situaciones malsanas y violencia desmesurada, finalmente resultar ser más de lo mismo, a pesar de que ésta añada para intentar evitarlo, algo más de sustancia en la trama, polemizando con un tema argumental más o menos de actualidad, como es el tráfico de órganos, algo que hoy en día siguen sufriendo muchos países. Un survival sin concesiones, en el que se intenta dar sentido a la violencia o porno-tortura que desde su prólogo podemos presenciar.

TrainTrain

La cinta bebe del manantial sangriento de muchas otras dentro del subgénero, como ‘Saw’, ‘Martyrs’, y en especial de ‘Hostel’ de Eli Roth, la cual puso la etiqueta de mala reputación a las zonas del Este. Entorno que en ‘Train’, es utilizado bajo esa premisa de trasmitir mal rollo. Unos parajes fríos e inquietantes, que a la vez, introducen a los sufridores personajes en un escenario sin salida,  como son los vagones de un angosto tren, que aventura pocas posibilidades de huir. Por él pasean todo tipo de tullidos que darán sentido, si es que lo tiene, a las torturas y violentos tratos a los que son sometidos los protagonistas.

TrainTrain

Para los amantes de este tipo de películas, como un servidor, la cinta de Gideon Raff posee casi todo lo que se le puede pedir. De entrada, la escena inicial, esa que te crea expectativas para el resto del metraje, es lo suficientemente sangrienta, explícita y morbosa, abriendo un mundo entero de posibilidades, que por suerte para el espectador que decida continuar mirando, la cosa irá incluso a peor. Si el prólogo nos muestra como se debe despellejar y vaciar un cuerpo humano bisturí en mano, las siguientes escenas a lo largo del film, nos muestran un extenso catálogo de torturas a base de amputaciones, extracciones oculares, castraciones, o la amarga secuencia en que un chico es inmovilizado a través de un cortecito en la columna vertebral, eso sí, con algo de fantasía quirúrgica añadida.

TrainTrain

Todo funciona más o menos bien en la cinta, aunque eso dependerá de lo que busquemos en ella. Pero lo que es evidente es que su parte final hace que todo se desinfle, dadas algunas incoherencias, y la innecesaria explicación de la trama que alarga en exceso la cinta, que además lo hace con escenas que rozan lo absurdo, como la lucha final entre la actriz protagonista, Thora Birch y el típico grandullón grasiento. Hasta ese momento, ‘Train’ se muestra como una casi incesante y violenta cinta, que se impone al aburrimiento, manteniendo entretenido visualmente al espectador a base de secuencias repletas de sangre y vísceras, como un obsequio para los amantes de la porno-tortura, quienes sin embargo, presenciamos como de nuevo se repite la misma fórmula de siempre, con sus defectos y sus virtudes. Quizás, estas historias tengan los días contados, o estén reservadas para productos que ofrezcan algo realmente respetable.

El momento: A pesar de las imágenes explicitas que se suceden en la cinta, una de las escenas más duras, es cuando una de las chicas mutiladas, a la que le han cortado una pierna, es ‘regalada’ a unos militares para que jueguen con ella.

Train

trailer

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Deja un comentario