Trampa para turistas

 

argumento

Un grupo de jóvenes turistas llegan a una casa en el medio del campo donde son recibidos por un viejo granjero. Sin embargo el aparentemente hospitalario buen hombre, es en realidad un psicópata que posee poderes telequinéticos. Para colmo de males, sufre una cierta obsesión con sus maniquíes, que confecciona con cuerpos humanos.

Trampa para turistasTrampa para turistas

critica

Tourist trap, título original de la cinta, es una de esas películas que en su momento no consiguen una gran repercusión, pero que con los años son recuperadas y consideradas como pequeñas obras de culto para los amantes del género. La época de su realización tiene mucho que ver con esto, ya que en la década de los setenta y ochenta, eran muchas las películas que con una trama similar, proponían al espectador una historia terrorífica en la que un asesino, una casa y unos jóvenes, normalmente despistados, componían una mezcla sugerente. Títulos tan míticos como Viernes 13 (1980), La noche de halloween (1978) o La matanza de Texas (1974) junto a otras no tan conocidas, son prueba de ello.

Pero el film dirigido por David Schmoeller, conocido dentro del género fundamentalmente por “La venganza de los muñecos” (puppet master, 1989), utilizaba aquí una serie de elementos que daban aliciente al metraje. Por un lado el asesino en cuestión, interpretado por el carismático y ya fallecido Chuck Connors, visto en películas de acción y westerns de los 60s, que no es un personaje tan salvaje como Voorhees y compañía, pero que guarda un carisma especial basado en una estrecha y convincente amabilidad, sentido del humor, más bien negro, un inusual hobby y una perversa obsesión, creando un personaje excepcional.

Trampa para turistasTrampa para turistas

Otro aspecto que caracteriza al film de Schmoeller, es el terror que nos propone, que se sirve del respeto que desprenden por sí solos los maniquíes o los muñecos autómatas para acercarnos al terror más primitivo. Unos personajes, que a pesar de saber que son de plástico no trasmiten confianza, y más cuando son utilizados como en el film, moviendo los ojos, susurrando y abriendo la boca para reírse, consiguiendo con éstos correctos efectos visuales unos terroríficos maniquíes. Además de eso, el film introduce un añadido sobrenatural que da personalidad a la cinta, como son los poderes de telequinesia que posee el asesino, una perfecta fusión que el director sabe manejar con buena medida. Prueba de todo ello, lo veremos nada más empezar la película, en la escena del chico que cae en la trampa, quedando encerrado en una habitación donde una serie de maniquíes lo acechan, un momento que consigue una atmósfera desquiciante por las risas y por los fenómenos sobrenaturales que se dan, lanzando objetos sobre el pobre chico.

Trampa para turistasTrampa para turistas

El film hace referencia a las ‘Tourist Trap’, pequeñas atracciones o museos situadas a lo largo de las carreteras estadounidenses, para hacer más ameno el viaje, algo como lo que recientemente hemos podido ver en el film de Rob Zombie, La casa de los mil cadáveres (2003).

El momento: El citado anteriormente, que sitúa a un chico encerrado en un estresante habitación.

Trampa para turistasTrampa para turistas

Trampa para turistas

trailer

Imagen de previsualización de YouTube

Etiquetas: , ,