Wolf Creek (2005)

 

argumento

Después de una alocada noche de alcohol y en plena resaca, Ben, Khris y Liz, se dirigen hacia Wolf Creek para observar el sorprendente cráter que un meteorito dejó en el lugar, un sitio muy visitado en los últimos 50 años. Para ello, han de recorrer muchos kilómetros por las solitarias y desérticas carreteras del estado. En mitad del camino, los chicos paran para repostar y coger fuerzas en un bar de carretera, donde Ben tendrá sus más y sus menos con unos lugareños. Una vez en el enorme cráter de Wolf Creek, los jóvenes disfrutarán durante unas horas de la magnífica e impresionante vista que desde allí se puede ver, hasta que decidan marchar, momento en el que se darán cuenta de que ni sus relojes ni el coche funcionan. En plena oscuridad de la noche y tras varias horas de espera, un nativo del lugar, el cual trabaja con su grúa, los localiza y les ofrece ayuda acercándolos a su casa para arreglarles el vehículo, mostrándose demasiado amable con ellos. A la mañana siguiente todo cambiará…

Wolf CreekWolf Creek

 

critica

Esta sensacional y tensa road movie, que nos sumerge en una terrible historia verídica que aconteció en una pequeña población de Australia, entre 1989 y 1992, entra a formar parte de los más aclamados films de culto como «La matanza de Texas» o «las colinas tienen ojos», y de recientes largometrajes del estilo como «Wrong turn», «alta tensión» o «Calvaire». Además lo hace con personalidad y fuerza propia, aportando al género escenas y momentos más que sugerentes. La típica salida de excursión de unos jóvenes en busca de emociones fuertes, se verá truncada por la nada ocasional presencia de un individuo que a pesar de su amabilidad huele a millas que no es trigo limpio, pero los jóvenes caen en la trampa como casi siempre, siendo testigos en primera persona del horror que otros muchos han vivido antes.

Wolf CreekWolf Creek

Wolf Creek está dotada de una fotografía cuidadísima que se beneficia de los paisajes de asfalto y rocas que envuelven la trama, aportando imágenes que mezclan esa belleza natural con la peor de las caras del ser humano, así pues, podemos ver escenas en las que el polvo del desierto se mezcla con la sangre creando una fantástica postal, como la que muestra la portada promocional del film. 

Por otro lado, a mitad de película, cuando comienza lo peor, la tensión, el terror y las escenas escalofriantes, éstas están acompañadas de detalladas imágenes duras y de enorme crudeza, en la que no se nos esconde nada, cadáveres putrefactos, muertos recientes, un panorama que unido a la desagradable experiencia que los chicos están viviendo consiguen ponerte nervioso metiéndote en la piel de cualquiera de ellos. Gran parte de estos momentos ocurren en la oscuridad de la noche, haciendo más tensas las huidas, los escondites, las persecuciones, como podemos apreciar en una escena donde las protagonistas se hallan en el borde de un acantilado.

Wolf CreekWolf Creek

Una brutal historia que esta dotada de cierto morbo y curiosidad al tratarse de hechos reales, su director Greg McLean aprovecha éste handicap para recrearse en algunas escenas que son totalmente inventadas dada la cronología de los sucesos, pero que plasman perfectamente lo que aquellos chicos debieron vivir. De este modo, los bonitos paisajes desérticos se convierten en una pesadilla interminable de la que McLean ha querido hacernos participes, junto a una hornada de jóvenes actores que por su trabajo visto aquí, prometen ser las nuevas caras en el panorama de su país. Las dos jóvenes protagonistas, Cassandra Magrath en el papel de Liz Hunter y Kestie Morassi como Kristi Earl, el jóven y atractivo Andy McPhee en el papel de Ben, y el villano del film Mick Taylor, que protagoniza una genial interpretación a cargo del veterano John Jarratt.

Wolf CreekWolf Creek

De nuevo, una producción de bajo presupuesto está a la altura de las costosas películas de Hollywood, el equipo del film espera lograr tanto éxito como lo hizo en su país con esta historia de terror rural basada en los asesinatos de Ivan Milat, un tipo que se dedicaba a torturar a excursionistas de la zona. 

En definitiva, de lo que trata el cine de terror es de dar miedo, y Wolf Creek lo consigue con nota muy alta, un film que seguro se convertirá en un referente del género.

El momento: Una de las huidas en la que el villano del film da caza a una de las chicas en un garaje de coches, a la cual pilla por sorpresa, teniendo con ella más que palabras.

Lo mejor: La satisfacción de volver a ver buen cine de terror, venga de donde venga y sea cual sea su presupuesto. 

Lo peor: ¿Hay algo malo en una película de terror cuando lo pasas realmente mal? 

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf CreekWolf Creek

Wolf Creek

 

trailerImagen de previsualización de YouTube

Deja un comentario