Nadia Rowinsky y Roberto Montesinos hablan de «The Zombie Farm»

The Zombie Farm

Los actores Nadia Rowinsky y Roberto Montesinos hablan de la película «The Zombie Farm»

La película estadounidense «The Zombie Farm» («Macumba»), del uruguayo Ricardo Islas, será estrenada directamente en DVD. Según confirmó el propio cineasta, este lanzamiento se realizará el próximo 8 de marzo de 2011.

Por tal motivo, «Terrorífilo» se contactó con dos de los protagonistas de este zombie film. La uruguaya Nadia Rowinsky y el estadounidense Roberto Montesinos (quien próximamente compartirá pantalla con Scarlett Johansson y Matt Damon) contaron detalles de sus papeles y opinaron acerca de su experiencia de trabajo con el director Ricardo Islas.

NADIA ROWINSKY

¿Cómo es su vida en Estados Unidos?
Vivo hace 14 años en EEUU. Gracias a mi profesión, tengo la suerte de haber compartido ese tiempo entre Brasil (novelas en O Globo), Colombia («Pedro el escamoso») y México (programa de fútbol diario para Estados Unidos). Mi vida en Norteamérica siempre ha tenido que ver con los medios. Mi base es Miami y paso algún tiempo en Los Ángeles.

¿Cómo fue trabajar con Ricardo Islas en la cinta «The Zombie Farm»?
Ricardo es un tipo sencillo, de pocas palabras, que sabe muy bien lo que quiere del actor. Me hizo sentir muy bien durante mis escenas.

¿En qué consistió su papel en el filme?
Soy una macumbera que esclaviza, convirtiendo en zombies, a inmigrantes ilegales latinos en Estados Unidos.

¿Fue su primera experiencia con el cine de terror o ya había trabajado en algo relacionado a este género?
Nunca había hecho cine de terror. Ésta es mi única experiencia.

¿Qué evaluación realizaría de su participación en este zombie film?
La pasé bárbaro. El cine de terror es muy divertido de hacer. Todo lo que te da miedo en pantalla, te da risa durante la filmación.

The Zombie Farm

ROBERTO MONTESINOS

¿Cómo fue su acercamiento a la película «The Zombie Farm»?
Un día estaba en Miami visitando a mi familia, que tiene casa allá, y Nadia Rowinsky me llamó para comunicarme que había conseguido un papel en una película, en la que interpretaba a una bruja mala, y me contó que el productor Federico Lapenda le  había pedido el favor de trabajar en «The Zombie Farm». Nadia me dijo que si podía trabajar con ella para practicar el inglés, y le contesté que sí, pero que estaba en Miami. Y ella me respondió: «¡Yo también!».
El trabajo de Nadia es increíble. Ella fue súper profesional, practicaba con disciplina y siempre llegaba con comida para mí. ¡Cómo decirle que no! (risas).
Después de una semana, me llamó el productor Lapenda para saber si yo estaba interesado en trabajar en la película, en Louisiana. Me mandó el guión, lo leí, me gustó, pero quedé confundido porque me había dicho que iba a interpretar a un santero. No podía encontrar santeros en la historia, solo uno que se llamaba Roque, que era el protagonista. Y el productor me dijo que ese era el papel. Yo le respondí que estaba gordo y que el personaje tenía que ser delgado. Pero Ricardo Islas había realizado un documental en Chicago con santeros reales y todos se parecían a mí, con barriga y cara de alguien que le gusta comer (risas). Así lo quería Islas y por eso interpreté el personaje de Roque, el «héroe» de la película.

¿Cómo fue trabajar con el talentoso director uruguayo Ricardo Islas?
Trabajar con Ricardo Islas fue una de las experiencias artísticas más lindas que he tenido. Tuve la oportunidad de actuar con él en una de mis dos escenas favoritas (la otra era con Nadia Rowinsky), porque el actor que iba a realizarla no estaba presente.
Ricardo es un gran director y actor con un gran corazón enorme. Un verdadero artista. Aprendí bastante trabajando con él. Me llenó de confianza, lo que fue muy importante para mí ya que éste era el papel más grande que había tenido en una película.

Ya que la mencionó anteriormente, ¿cómo fue compartir pantalla con Nadia Rowinsky, una de nuestras bellezas uruguayas?
Nadia Rowinsky es una de mis actrices favoritas. Más que por su belleza sobrenatural, se caracteriza por su habilidad en el arte de actuación. Ella tiene un control superior de su cuerpo, su voz, su cara, sus emociones. Esta niña podría ganar un Oscar,  o por lo menos una nominación.
De vez en cuando, aquí en Los Ángeles, Nadia me preguntaba si podía trabajar con ella preparándola para audicionar en inglés. Ella me trató como un coach, pero, en esas ocasiones, fui yo el estudiante. Me ayudó mucho y, también, me dio confianza. Tener un gran corazón debe ser una cualidad en Uruguay.

¿Qué evaluación realizaría de su participación en «The Zombie Farm?
Si cualquier de los dos me necesitan en algún momento, estaré ahí con una gran sonrisa. Me faltarían palabras para describir el placer de trabajar con buenas y talentosas personas como el director Ricardo Islas y la actriz Nadia Rowinsky.

The Zombie Farm

The Zombie Farm
(Ficha de la película)

Jorge Manrique

Jorge Manrique

@jorgemanrique_

Deja un comentario